Novena a la Sangre de Cristo – Oración de Sellamiento ¡Muy Poderosa!

Oraciones que Sanan

Consultas

No vivas con la duda, toma una decisión ahora!

Rellena este campo
Rellena este campo
Rellena este campo

En el cuerpo del mensaje tu fecha de nacimiento y la de tu pareja o el tipo de trabajo a consultar.

Siempre que tu fe en Cristo sea firme y necesites pedirle para sellar tu devoción y por muy difícil que sea tu propósito puedes rezar una Novena. Sin embargo, te ofrecemos una oración a la Sangre de Cristo, es una oración de sellamiento ¡Muy Poderosa!

Para rezar una novena, es importante organizar y planificar la hora y el espacio de los cultos para cada uno de los días. No obstante, lo más importante es la fe y la devoción con que se realizan estas plegarias.

Sin duda, la Sangre de Cristo es muy poderosa. En realidad, fue derramada para la salvación de los hijos de Dios, con ella se lavaron sus pecados. Dios concedió a su hijo para la vida eterna, para que en la tierra se siguiera su ejemplo de entrega y amor.

Novena a la Sangre de Cristo. Oración de Sellamiento

En efecto, rezar una novena, no es solo acudir por nueve días a repetir palabras, es orar desde el corazón y la fe incólume. La Novena a la Sangre de Cristo es fuerte y poderosa, con ella puedes lograr tu propósito. ¡Oremos con fervor y amor a Dios!

¡Señor mío Jesucristo!

con tu Sangre entregaste al

servicio de Dios padre

las almas de los hombres

buenos que en él creemos.

 

Unidos aquí a tus pies

frente al Espíritu Santo, a los santos

apóstoles y a la virgen María,

te pedimos que perdones nuestros pecados.

 

Jesucristo hijo de Dios,

que nos salvaste con tu Sangre derramada,

hoy te alabamos y bendecimos.

 

Nos rendimos a tus pies

para clamar por la vida eterna y la salvación

¡Oh, cordero de Dios!

 

¡Bienaventurados los que los que

fueron salvados con tu Sangre,

hoy te veneramos y te rogamos misericordia

ante las vicisitudes que nos aquejan.

 

Resguárdanos del pecado

y llévanos junto a ti, danos

por siempre tu bendición

guárdanos un lugar en tu reino.

 

Cedemos por tu Sangre al

amor y la dicha eterna,

  junto al todopoderoso,

la virgen y los santos.

el que nos ungio es dios

Pido que se derrame

en mi tu divina Sangre.

 

Mi alma ora ante ti.

Mi voz canta la felicidad de encontrarte.

Mis manos tocan tu sangre y

se purifica mi espíritu.

 

¡Santísima virgen María!

Otórganos la dicha de ser bañados

con la Sangre de tu hijo

que en la cruz derramó por nosotros

dando muestras de su amor.

 

Excelso Espíritu Santo,

asimismo, hazme merecedor de

estar al lado de Jesús

y vivir con él la eternidad.

 

Con la sangre de Jesús sobre

nuestros corazones,

con todo caminaremos a su encuentro

y no habrá obstáculo maligno

que se interponga.

 

Sangre de Cristo, infúndenos la fe

para cumplir con nuestra promesa de adorarte

consagrada en comunión.

 

Poderosa sangre de Cristo,

reúnenos en el cielo junto a

los ángeles y los santos

para adorarte eternamente y, también,

agradecer tu sacrificio sin temor.

 

Por supuesto, en el eterno cielo

azul queremos estar,

contemplar tu belleza y tu pureza.

 

Aclamar a Dios y servirle por siempre,

a él nos entregamos.

 

¡Padre nuestro!

Claro que la sangre derramada de tu hijo

fue ejemplo de esperanza,

ahora la venero y pido perdón a sus pies.

 

Por último, ¡Cordero de Dios!,

lava mis pecados en este día.

Te ruego por mis hermanos,

no obstante, te aclamo por su

bienestar y por su dicha.

 

Claro que la sangre derramada de Cristo

fortalece mi alma

y por ella te pido y suplico.

 

Sin duda, no habrá enemigo que

doblegue mi confianza,

sin duda, con Cristo siempre estaré.

 

¡Señor Jesucristo, hijo único de

Dios y la santísima virgen!

 

Asimismo, por tu sangre bendita y sublime viviré.

El cáliz y el pan divino ofreceré en comunión

y esperaré con fervor la vida eterna.

 

¡Amén!

¿Qué es una novena?

La Novena a la Sangre Cristo, Oración de sellamiento, sin duda es un acto de fe. Estos actos litúrgicos y devoción, se celebran inspirados en los nueve días que hay entre el ascenso de Cristo después de la resurrección y el día de pentecostés.

En efecto, en esos días se reunieron los apóstoles en compañía de creyentes y estuvieron en oración. También, las novenas recuerdan la costumbre de guardar nueve días por la muerte de algún ser querido.

No obstante, las Novenas se realizan durante nueve días consecutivos a la misma hora y, además, en el mismo lugar que, por lo general, se prepara con anterioridad. Se pueden hacer en grupos y también en intimidad.


Articulo Original

Oración Milagrosa de Sanación y Liberación a la Sangre de Cristo
Oración a la Sangre de Cristo para Recuperar el Amor en la Pareja ¡Muy Poderosa!
Menú