Los Orígenes de San Felipe Apóstol ¿Cuándo y Dónde Nació?

Oraciones que Sanan

Consultas

No vivas con la duda, toma una decisión ahora!

Rellena este campo
Rellena este campo
Rellena este campo

En el cuerpo del mensaje tu fecha de nacimiento y la de tu pareja o el tipo de trabajo a consultar.

En esta serie de entradas, hemos visto los antecedentes de algunos personajes bíblicos importantes. Sobre todo los que tienen que ver con los doce Apóstoles de Jesús. Y ahora toca el turno de relatar los orígenes de San Felipe Apóstol, aunque esto podría volverse un poco difícil… ¿Por qué?

Esto se debe a que los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas, apenas hablan de él. Si acaso solo lo mencionan en el listado de los Apóstoles. No obstante, el evangelio de Juan nos cuenta algunas cosas sobre Felipe, por lo que indagaremos sobre sus posibles antecedentes como cuando y dónde nació y cómo era su personalidad.

Orígenes de San Felipe Apóstol

Decir cuándo nació el Apóstol Felipe es bastante difícil por no decir imposible de afirmar. No hay mucha información bíblica al respecto. Pero sí sabemos dónde nació: En la ciudad de Betsaida que se ubicaba en la orilla norte del Mar de Galilea. Esto lo sabemos porque así lo confirma el relato de Juan 1:43-49. En un momento en que Jesús estaba llamando a sus primeros seguidores, encontró a Felipe en Galilea y el registro indica que él era de esa ciudad al igual que Andrés y Pedro.

Aunque este dato es bastante claro, podemos reafirmarlo si ponemos atención a la ocasión en que Jesús alimentó milagrosamente a una multitud de personas que lo seguían. En Juan 6:1-7 leemos que Jesús y sus Apóstoles llegaron a las orillas del mar de Galilea en un lugar elevado. Justo antes de que realizara el milagro de multiplicar los panes, Cristo le preguntó específicamente a Felipe: “¿Dónde compraremos pan para que toda esta gente coma?

¿Por qué es relevante este detalle? Porque se encontraban en las orillas del Mar de Galilea, justo donde había nacido Felipe. Por tanto es natural que, Jesús sabiendo que se encontraban en la tierra natal de este Apóstol, tal vez Felipe sabría donde encontrar un buen lugar para comprar alimento a buen precio. Aunque claro el relato específica que Jesús hacía esto solo para probar el espíritu dispuesto de Felipe, pues el Maestro sabía que iba a realizar un milagro.

San Felipe Apóstol y los Gentiles

El nombre Felipe significa “Aficionado o amante de los caballos”, que no era un nombre judío sino griego. Lo que tal vez sugiere que tenía antepasados de origen gentil (extranjero), aunque no puede afirmarse. Lo cierto es que las relaciones judío-gentiles no eran bien vistas por el pueblo en general. Pues se entendía que solo los judíos tenían la aprobación de Dios y no debían mezclarse con los gentiles.

Sin embargo eso estaba por cambiar, pues los judíos dejarían de ser el pueblo escogido por Dios, y ahora personas de toda nación podrían poner fe en Cristo y hacerse sus seguidores. El hecho de que Felipe tuviera un nombre griego lo llevó a congraciarse con los prosélitos extranjeros. Por ejemplo en cierta ocasión que Jesús entró triunfalmente en Jerusalén montado en un asno, se nos habla de unos hombres griegos que quisieron saber más acerca de Cristo.

Como Felipe les era probablemente un nombre más familiar, de todos los Apóstoles, éstos extranjeros se dirigieron a él. Según se atestigua en Juan 12:20-22, le pidieron que hiciera una cita con ellos para poder platicar más plenamente con el Maestro Jesús.

el que es ensenado en la palabra haga participe de toda cosa buena

Personalidad de Felipe como Apóstol

En cuanto a su personalidad, podemos decir que era un hombre calmado y prudente, pues no actuaba por impulso. Citando el caso anterior, cuando los griegos le plantearon ver a Jesús, él se detuvo a pensar de si sería buena idea. (Recordemos era mal visto que judíos y extranjeros se relacionaran). Por lo que primero consultó con Andrés, y después, ambos le preguntaron a Jesús.

Por lo general los Apóstoles le hacían a su Maestro preguntas directas y a veces con cierta brusquedad. En cambio, Felipe de naturaleza calmada le expresaba a Jesús, “Señor, muéstranos al Padre y con eso nos basta”.  Lo que contrastaba bastante con la personalidad dominante de los demás.

Lo cierto es que, aunque no sabemos que fue del Apóstol Felipe después de la resurrección de Cristo, ciertamente era un hombre de mucha fe. No hay duda de que merecía estar entre los 12 Apóstoles de Jesús.


Articulo Original

Hermosa Oración Católica para el Día de Todos los Santos
Oración Católica Fuerte para Bendecir los Alimentos ¡Y la Mesa!
Menú