Esfuérzate y se Valiente, no Temas ni Desmayes – Consejo Bíblico

Oraciones que Sanan

Consultas

No vivas con la duda, toma una decisión ahora!

Rellena este campo
Rellena este campo
Rellena este campo

En el cuerpo del mensaje tu fecha de nacimiento y la de tu pareja o el tipo de trabajo a consultar.

Uno de los consejos que recibimos a través de la palabra de Dios:  Esfuérzate y se valiente, no temas ni desmayes, Josué 1:7. En diferentes momentos de nuestras vidas llegamos a sentir desanimo al ver que no logramos nada. Sin embargo, hay quienes siguen adelante a pesar de los resultados o del tiempo que demora lograr el éxito.

Algunas personas cuando pasan un momento difícil, tienden a olvidar lo que Dios les ha prometido. Dios ya nos escogió antes de que todo creado, y por tal motivo no debe existir la duda en nuestros corazones, ni debemos ser personas de poca fe sino de mucha fe.

Esfuérzate y se valiente, no temas ni desmayes

Josué fue escogido por Dios desde joven para que cumpliera una gran tarea, y era el de ser el sucesor de Moisés. Pero para llegar a este punto, Josué vivió un gran proceso. Es necesario que cada persona viva un proceso, ya que en el proceso éste se fortalece aún más, adquiere experiencia y sabiduría. Por esa razón siempre debemos ver las pruebas y dificultades como un gimnasio espiritual.

Debemos mantener nuestra mirada y confianza puesta en Dios, y tener siempre presente que nada nos separara de su gran amor, pues si Dios está con nosotros nada ni nadie puede hacernos frente.

Adquiriendo fuerza y valentía

Los atletas mundiales viven una rutina diaria y estricta para lograr velocidad, fuerza, agilidad y otras cualidades físicas. Además de sesiones de motivación, ya sean impartidas por sus entrenadores, familiares o psicólogos. El cristiano también debe prepararse física y mentalmente para lograr el propósito que Dios tiene establecido con su vida.

Si bien las pruebas son el gimnasio del cristiano, las maquinarias para realizar los diferentes ejercicios son la oración, el ayuno y la lectura de la palabra. Por tal motivo, nuestras mejores batallas son libradas de rodillas, cada vez que abres tu Biblia y la lees con toda la intensión de permitir que ésta redarguya tu vida, Dios te dará la respuesta a tu situación.

mira que te mando que te esfuerzes y seas valiente

Buscando la sabiduría de Dios

Así como Salomón lo entendió, debemos entenderlo nosotros. Recordemos que sin sabiduría tomaremos malas decisiones. En muchas ocasiones las personas deciden rendirse sin darse cuenta de que la bendición de Dios está a la vuelta de la esquina. Esto sucede porque comenzamos a dudar de Dios.

Por eso es necesario adquirir fuerza, valentía y sabiduría. Muy acertado es el versículo bíblico que dice que por falta de conocimiento el pueblo se pierde, Oseas 4:6. La personas más propensas a sufrir desanimo son aquellas que tienen una visión más grande, es decir, que su meta es conseguir o lograr algo enorme. Por ejemplo, un negocio, empresa, compañía, un puesto importante.

Esto sucede ya que una persona sin grandes metas es una persona cautiva y por lo tanto no es de importancia para el fracaso. Así que vendrán más ataques a los pensamientos de quienes tienen grandes sueños, por lo que debes aprender a esforzarte, a pesar de los pensamientos que tengas y ser valiente ante los obstáculos que intervengan.

Venciendo las adversidades para alcanzar la meta

El enemigo no quiere que seamos prósperos, por eso usa la duda para atacar a aquellos que desean grandes cosas. Pero para vencer toda maquinación del enemigo debemos perseverar, avanzando sin importar la situación y manteniendo la mirada fija en Jesús, con el objetivo en el éxito. Muchos se enfocan en el proceso y en ocasiones, el proceso suele ser lento y escabroso, pero sin miramos la meta, nada detendrá el avance que logres.

Sin importar la situación que estés viviendo, no desmayes. Evita hacer todo con tus propias fuerzas. Deja que Dios haga las cosas por ti, ya que donde el ser humano termina ahí comienza Dios. Sé el más valiente de todos, siempre enfrentando tus temores, somos seres humanos y es normal tener miedo pero ser valiente es enfrentar nuestros miedos.

No permitas que el desánimo habite en ti, pues Dios no nos dio espíritu de cobardía. Si permites esto en tu vida estarás cortando las bendiciones que Dios tiene para ti. Recuerda esto: mientras más recibas, más responsabilidad te será demandada, y si tienes un gran propósito tendrás una gran batalla que termina en una gran victoria y esto llevará tu fe a un nivel sobrenatural.


Articulo Original

¿Cuáles son las Diferentes Partes de la Biblia?
¿Cuál es el Verdadero Valor de la Confianza en la Vida y en las Personas?
Menú