¿De qué Trata la Segunda Epístola de Pedro en La Biblia?

Oraciones que Sanan

Consultas

No vivas con la duda, toma una decisión ahora!

Rellena este campo
Rellena este campo
Rellena este campo

En el cuerpo del mensaje tu fecha de nacimiento y la de tu pareja o el tipo de trabajo a consultar.

La segunda epístola de Pedro en La Biblia, trata sobre cómo batallar en contra de la apatía dentro de la iglesia y sobre los falsos profetas, es un libro interesante en el que encontrarás: “La forma de salir en victoria frente a estas situaciones”. Una de las grandes virtudes que tuvo Pedro, es un gran corazón pastoral, en el que durante su segunda epístola,  trató de recordarles a sus lectores que deben mantener siempre un equilibrio sano entre la práctica y la doctrina.

De igual forma, plasmó que en la iglesia se inmiscuyen falsos maestros que son una amenaza, ya que engañan atacando la suficiencia de La Biblia, por lo que, los apóstoles y profetas, son confiables en los que se les ha revelado y es todo lo que necesitan.

Enseñanza de Pedro en su segunda epístola

Considerada también como una Carta Apostólica. Sus principales personajes en la epístola, son su autor Pedro y su compañero Pablo. Esta epístola de Pedro va dirigida a todos los creyentes, se estima que ha sido escrita aproximadamente en el 63-64 dC. En los capítulos 1 y 2, Pedro da orientaciones y busca generar tranquilidad en la iglesia creciente. Afirma que el Evangelio que se predica es el de Jesucristo, destacando en el capitulo 1:16, que han sido testigos oculares de su majestad.

Enseñanza guiada por el Espíritu Santo

Asimismo, en el versículo 21, asegura que los hombres que escribieron las enseñanzas de las escrituras, han sido movidos por el Espíritu Santo. Algo importante que se puede apreciar, es que Pedro estuvo batallando con lo que en nuestros días conocemos como “gnosticismo”, principio con bases filosóficas que perjudica a las iglesias.

Pedro estaba convencido, y trataba de convencer a los lectores, de que al final, aquellos falsos profetas serían juzgados por Dios. En el capitulo 3, Pedro hace énfasis en que se debe estar confiados que vendrá el próximo día del Señor, en la que la Tierra recibirá un castigo, mientras que los justos, podrán habitar en los nuevos cielos y nueva tierra.

y me regocijare en tus mandamientos los cuales he amado

Otro punto sumamente importante es la advertencia final que realiza Pedro en su segunda epístola. Al final del capitulo 3, versículo 17, ya que cuenta con una fuerte, pero decisiva, crítica en la que recomienda cuidarse para que no te dejes llevar por el error de los hombres sin principios.

¿Qué demanda Pedro?

Claramente, lo que demanda Pedro es que no se debe dejar envolver en las equivocaciones provocadas por hombres perdidos. Es vital mantener un equilibrio en la doctrina aprendida, para que no termine perjudicando a la iglesia en general. Al escudriñar un poco sobre 2da Pedro 1:4, podrás notar que exhorta a los lectores a convertirse en participantes de la naturaleza divina.

Para ello, se debe permanecer alejado de la corrupción del mundo que causa tanto daño, ya que es gobernado por la lujuria. Formar parte de la naturaleza divina es la mejor forma de vida que puedes obtener. Es necesario mantenerse lo más santificado posible, evitando todas las tentaciones del mundo que han sido destinadas, principalmente, para causar destrucción en el hombre.

Segunda epístola de Pedro – Cree en tu fe

Pedro, finalmente, invita a creer y tener fe, para que cada día crezca, así como también el conocimiento. Esto se puede apreciar en el capitulo 1, versículo del 5-9, en el que recomienda a los creyentes a esforzarse para incorporar en la fe, virtud, entendimiento, dominio propio, constancia, devoción a Dios, afecto fraternal y amor.

Si se llegase a aplicar estas añadiduras a tu fe, y permites que abunden en tu ser, encontrarán un crecimiento en el conocimiento de Jesucristo. Aunado a esto, evitarás ser una persona improductiva e inútil.

Por el contrario, si careces de estas añadiduras, serás corto de vista, a tal punto que olvidarás que has sido limpio de todos tus pecados. Pablo solicita mayor esfuerzo y estar seguro del llamado de Dios. De está forma, nunca caerán y las puertas del reino eterno de nuestro Señor y salvador Jesucristo, estarán de par en par.


Articulo Original

¿De qué Trata la Primera Epístola de Juan en La Biblia?
¿Cuál es el Significado de las Letanías que se le Hacen a los Santos?
Menú